Esta medida se adopta en paralelo a la ampliación efectuada en BiciMAD y la llegada de las nuevas bicicletas de operadores privados coincidirá con la inauguración de las primeras 50 nuevas estaciones que se implantarán este año en 13 distritos, cinco de ellos nuevos (Carabanchel, Usera, Moratalaz, Latina y Ciudad-Lineal). BiciMAD contará en 2020 con un total de 258 estaciones y 2.964 bicicletas en 15 distritos. La inversión realizada ascenderá a 2,15 millones de euros (sin IVA). En total, en 2020 podrá haber en la ciudad hasta 7.764 bicicletas eléctricas.

El máximo permitido por ordenanza

El límite máximo de bicicletas autorizadas para empresas viene determinado en el artículo 85 de la actual Ordenanza de Movilidad Sostenible (OMS), que establece que las bicicletas y vehículos de movilidad urbana (VMU) ligados a una actividad de explotación económica no podrán ocupar más del 50 % de las plazas existentes en una reserva de estacionamiento. Madrid dispone de un total de 9.600 plazas.

«Esta cuantía inicial autorizable garantiza la seguridad vial y asegura el libre mercado y la libre competencia efectiva. Además, se podrá incrementar o disminuir en función de la demanda y el uso real de los vehículos. De acuerdo a esta posibilidad, los autorizados deberán facilitar al Ayuntamiento de Madrid información en tiempo real (a través de conectores automáticos, servicios web o similares) sobre la geolocalización de los vehículos, así como el acceso al cuadro de mando que permita evaluar el uso medio de las bicicletas y su actualización», indica en nota de prensa el consistorio.

Prohibido estacionar en aceras, espacios peatonales y junto a El Retiro

El Ayuntamiento podrá revocar estas autorizaciones o el cese de la actividad si los adjudicatarios no cumplen con cualquiera de las condiciones jurídicas y técnicas establecidas en la resolución, o por motivos de seguridad ciudadana, vial, salud pública, protección del patrimonio y otras razones de interés general.

Entre las obligaciones de los operadores está la de garantizar la accesibilidad universal, evitando problemas de convivencia y de utilización abusiva del espacio público. Por esta razón, las empresas deberán ajustar su ámbito de actuación al sector o sectores territoriales para los que hayan sido autorizados y situarán las bicicletas en reservas específicas de estacionamiento o en los lugares previstos para ello.

La Corporación establece que las aplicaciones móviles de estos nuevos vehículos no permitirán, en ningún caso, el inicio o finalización de un trayecto en las calles de prioridad peatonal ni en las aceras y espacios peatonales contiguos a los parques históricos como El Retiro.

Salud

El Ayuntamiento, además, blinda en estas autorizaciones la protección de la salud de las personas y, para garantizar su cumplimiento, su concesión y mantenimiento está sujeta al cumplimiento por parte de la empresa beneficiaria de las obligaciones de higiene, desinfección, salubridad y distanciamiento social que resulten exigibles en cada momento por las autoridades sanitarias.

Por el momento, entre las condiciones para el otorgamiento de la misma se encuentra la limpieza diaria y desinfección de todas las bicicletas con sustancias virucidas efectivas frente a la COVID-19, una tarea que deberán acreditar al órgano municipal. Además, los operadores deberán exigir el uso de guantes a sus usuarios.

Plazos