Bogui, la mejor sala española de jazz, dice su adiós definitivo este sábado

Para su despedida del número 29 de la calle Barquillo este mítico espacio de Chueca ha programado dos conciertos dobles el 30 y el 31 de agosto

Escenario de Bogui Jazz | ERNESTO CORTIJO BALLESTEROS
Escenario de Bogui Jazz | ERNESTO CORTIJO BALLESTEROS

La sala Bogui Jazz, considerada como uno de los templos del jazz a nivel internacional y una de las pocas salas de música en vivo de la ciudad que ha resistido en pie catorce años, bajará el cierre para siempre en la calle Barquillo 29 este sábado.

Un lugar mítico comandado por Dick Angstadt, por el que han pasado desde grandes figuras consolidadas a talentos musicales emergentes y por el que se han dejado caer tanto amantes de la música de la propia ciudad como turistas internacionales.

En su despedida, el Bogui prepara conciertos dobles el viernes y el 31 para decir adiós de la manera en la que mejor sabe hacerlo desde que abriera sus puertas allá por el año 2005: al ritmo de jazz.

Consciente de que el cierre de este templo de la música en directo supone un mazazo para la vida cultural de Madrid, Dick ha programado para los dos últimos días del Bogui dos sesiones dobles con cuatro músicos diferentes que ya han pasado por la sala este año.

El 30 de agosto serán Ernán López-Nussa al frente de su trío (21 horas) y Norman Hogue (23:30 horas) quienes se suban al escenario, mientras que el 31 de agosto tomarán el relevo sobre las tablas Josep Siankope y su New Orleans Jazz Band (21 horas) y T.J. Jazz con su tributo a Billie Holiday (23:30 horas).

Con el recuerdo del tristemente desaparecido Cifu, artífice del estilo musical inconfundible del Bogui, esta sala de conciertos cerrará físicamente su local de Chueca pero dejará para siempre una imborrable huella en la memoria de la escena musical española.