AVChueca protesta por la pasividad de la Policía ante la barra libre de decibelios del Orgullo | Somos Chueca - Salesas

AVChueca protesta por la pasividad de la Policía ante la barra libre de decibelios del Orgullo

Desde la Asociación de Vecinos de Chueca señalan que los agentes se limitan a tomar nota de los avisos y que no intervienen para garantizar el descanso vecinal

Carrera de Tacones 2019 | SOMOS CHUECA
Carrera de Tacones 2019 | SOMOS CHUECA

La Asociación de Vecinos de Chueca (AVChueca) continúa su batalla contra el exceso de ruido que provocan las fiestas del Orgullo de Madrid (MADO) y acusa a la Policía Municipal de “no actuar” para evitar sus consecuencias sobre el descanso vecinal.

Porque, aunque los organizadores de MADO (AEGAL, COGAM y FELGTB) tienen autorización municipal para rebasar los límites acústicos de la normativa local, este permiso tiene unos límites que no se están cumpliendo.

Según el decreto del 6 de junio que autoriza la suspensión temporal de los límites acústicos del artículo 15 de la Ordenanza de Protección contra la Contaminación Acústica y Térmica, solo podrá tener lugar en unos lugares y horarios muy concretos.

Por ejemplo, en el caso de la calle Pelayo, el 28 de junio (de 20 a 24 horas), el 4 de julio (de 18 a 20 horas) y el 5 de julio (de 17 a 24:00 horas); en la Plaza de Chueca, el 30 de junio (de 19 a 22 horas); y en la Plaza de Pedro Zerolo y la Plaza del Rey del 3 al 6 de julio (miércoles y jueves de 20 a 23 horas y viernes y sábado de 20 a 24 horas).

Sin embargo, los vecinos de lugares del barrio como la plaza de Chueca o la de Pedro Zerolo, denuncian que el día del pregón del Orgullo, que tuvo lugar el miércoles, la fiesta se alargó hasta las 3:30 horas de la madrugada con gente haciendo botellón y música con altavoces. Un escenario que temen se repita de nuevo durante todo el fin de semana.

Como muy bien recuerda la propia Policía Municipal en sus redes sociales, la Ordenanza Contra la Contaminación Acústica no permite utilizar altavoces en la vía pública ni que grupos de personas estén en la calle por la noche haciendo ruido y molestando al vecindario.

Una normativa que, según denuncia AVChueca, no están haciendo cumplir los agentes de la Policía Municipal, que se limitan a “tomar nota” cuando los vecinos llaman para denunciar estos ruidosos macrobotellones. Por ello, han anunciado que si la nueva corporación municipal no toma medidas llevarán el ruido del Orgullo a los tribunales.