Tres consejos para dormir fresco en verano

El verano es una de las épocas en las que dormir puede convertirse en una verdadera aventura. Especialmente cuando no disponemos en nuestra vivienda de elementos como los aparatos de aire acondicionado.

No obstante, lidiar contra las altas temperaturas puede resultar mucho más sencillo de lo que parece. Especialmente si focalizamos nuestra atención en todos los elementos de nuestro dormitorio.

Por ello, a continuación hemos reunido una serie de consejos que te ayudarán a mantener el control de la temperatura en verano y garantizar al máximo tanto tu descanso como el de los tuyos. 

La elección de la ropa de cama

La ropa de cama es uno de los elementos de mayor relevancia a la hora de garantizar nuestro descanso. Las sábanas de algodón pueden convertirse en todo lo que necesitamos para lidiar contras las altas temperaturas. Ya que, al mismo tiempo que proporcionan una sensación muy suave, también son capaces de ofrecer una gran transpiración. 

Además, el algodón es un tejido natural. Uno de los motivos por los que una gran cantidad de personas se decantan por él. Como consecuencia de que disminuye al máximo lo relacionado con la aparición de las alergias que pueden llegar a resultar comunes en los materiales sintéticos. Las sábanas de algodón se han consolidado como uno de los elementos imprescindibles en cualquier dormitorio, con independencia de la época del año, gracias a los buenos resultados que ofrecen.

Una vez decididas las sábanas, conviene tomar una decisión acerca de la almohada. Por naturaleza, el uso de un buen almohadón suele estar recomendado para ayudar a mantener las cervicales alineadas. No obstante, también es uno de los focos más importantes de calor durante la noche. Especialmente en la zona del cuello. Por ello, en el caso de que necesitemos dormir con ella, es fundamental que nos decantemos por una almohada de fibras naturales, que nos ayuden a garantizar la máxima transpiración. 

Por último, es conveniente analizar la importancia de la colcha o del edredón que utilicemos habitualmente. Si bien es cierto que durante el verano el uso de este tipo de elementos está relacionado con una vertiente puramente estética, la realidad es que es uno de los elementos que pueden dificultar la correcta transpiración de nuestro colchón durante los meses más calurosos del año.

Gracias a la gran cantidad de sábanas de algodón que podemos encontrar actualmente en el mercado, tenemos acceso a una amplia variedad de diseños con los que vestir a nuestra cama con el mejor estilo posible. Al mismo tiempo que incidiremos de manera directa en la disminución de la temperatura en el momento de acostarnos durante la noche. 

Apuesta por las ventajas que ofrecen las plantas

Por las propiedades naturales con las que cuentan las plantas, éstas se han convertido en uno de los mejores elementos para refrescar cualquier tipo de estancia en nuestro hogar. No obstante, si bien es cierto que no es recomendable mantenerlas en la habitación durante la noche, un buen recurso puede ser instalarlas en el alféizar de la ventana o próximas a la puerta de la habitación.

Un buen truco que podemos utilizar es regarlas por la noche y aprovechar las corrientes de aire nocturnas para que ayuden a refrescar el dormitorio. Siendo un recurso especialmente eficiente cuando nuestro objetivo es refrescar el dormitorio y prepararlo para que podamos dormir mejor. 

En el caso de que no encontremos ningún espacio en nuestra habituación en el que poder ubicar las plantas, es importante recordar que debemos sacarlas de la habitación en el momento de acostarnos.

La importancia de los colores presentes en la habitación

La gama cromática escogida para nuestra habitación tendrá un impacto directo en la temperatura de la misma. Por ello, es importante que prestemos una especial atención al color de todos los elementos que se encuentren en el interior del espacio. Los tonos ocre, el azul o el blanco, además de todos los tonos cálidos, pueden evocar una sensación mucho más agradable. Creando espacios más relajados y frescos, con una mayor incidencia directa en la calidad de tu descanso. 

El color de todos los elementos textiles del dormitorio cobra una especial relevancia. Ya que nos ayudará a mantener el control de la temperatura de nuestra habitación. Como ya hemos mencionado anteriormente, actualmente la mayoría de los fabricantes de ropa de cama que podemos encontrar en el mercado ofrecen una amplia variedad de diseños que permiten combinar a la perfección con el estilo de tu hogar. 

Al mismo tiempo, y gracias al importante trabajo llevado a cabo en materia estética, también permiten minimizar el número de elementos que deben estar presentes en nuestra cama. Facilitando una mayor transpiración de nuestro colchón.

Dormir fresco durante los meses más cálidos del año puede convertirse en un importante desafío. No obstante, si prestamos una especial atención a los detalles mencionados y logramos encontrar la ropa de cama adecuada para nuestro dormitorio, lograremos incidir de manera directa en la calidad de nuestro descanso. 

 

Apoya al periódico de tu barrio y asóciate a Somos Chueca

Somos Chueca es un proyecto de periodismo local independiente asociado a eldiario.es, en el que puedes informarte de las noticias que te tocan más de cerca. Solo nos financiamos con la publicidad y el apoyo de nuestros lectores más comprometidos. Si tú también quieres ayudarnos hazte socio o socia de eldiario.es y destina una parte de tu cuota a Madrid - Somos.

Nuestro trabajo necesita de tu apoyo, y cuesta dinero. Te necesitamos para seguir. Hazte socio. Hazte socia.