Limpiafondos eléctricos: guía práctica para mantener perfecta tu piscina

Si quieres mantener tu piscina limpia, una de las herramientas que no deben faltar en tu kit de limpieza es un buen limpiafondos eléctrico

En esta pequeña guía te vamos a mostrar toda la información que necesitas para poder adquirir la mejor herramienta y sobre todo te vamos a mostrar los pasos que tienes que realizar para conseguir que esa limpieza sea la adecuada.

¿Qué limpiafondos eléctrico comprar?

Si tenemos en cuenta los datos que nos han ofrecido desde PiscinasAthena.com, web experta en todo tipo piscinas y mantenimiento, nos damos cuenta de que no todo el mundo necesita la misma herramienta de limpieza. Para acertar en la compra, hay que tener en cuenta una serie de aspectos para comprar el modelo adecuado.

Tamaño de la piscina: dependiendo del tamaño de la piscina, la limpiador de piscinas tendrá que ser uno u otro. Si la piscina es pequeña, con una limpieza manual puede ser más que suficiente. En cambio sí es de tamaño medio o grande, los limpiafondos eléctricos son la herramienta que buscas.

Forma del vaso: es muy importante fijarse en este detalle para tener la certeza de estar realizando una buena compra. Hay que fijarse si la piscina tiene rincones, ángulos, escaleras que puedan complicar la limpieza. Por supuesto, no hay que olvidar mirar que el limpiafondos se adapta a la profundidad del vaso.

Revestimiento: es algo en lo cual no nos solemos fijar, pero dependiendo del revestimiento de la piscina, hay que comprar un modelo u otro. Para que te hagas a la idea, las piscinas de poliéster o liner suelen acumular la suciedad en el suelo, mientras que las piscinas de baldosas o gresite suelen acumular la mayor suciedad en las paredes. Es decir, dependiendo del revestimiento, tenemos que comprar un limpiafondos especial para fondos o para paredes.

Sistema de filtración: no olvides fijarte en ese detalle para tener la certeza que combinará correctamente con el limpiafondos que has comprado.

Cómo funcionan los limpiafondos eléctricos

Sea cual sea la opción elegida, apuesta por un modelo de calidad que te garantice una buena autonomía y sobre todo que vas a obtener una limpieza de calidad de la piscina. Tienes que saber que estas herramientas de limpieza obtienen la energía a través de la red, es decir, funcionan de manera independiente al sistema de depuración. Hay que tener ese dato en cuenta a la hora de elegir este tipo de limpiafondos. Para que te hagas a la idea, normalmente suelen ser de 12V o 24V y ya de por sí cuentan con el trasformador de corriente que necesitan para trabajar de manera adecuada.

Es un modelo que a la vez que trabajar para limpiar las paredes y el fondo, también permite disfrutar del sistema de limpieza del skimmer. Dependiendo del tamaño de la piscina, tendrás que adquirir un modelo con más o menos capacidad y potencia de aspiración. Es mejor que te quedes largo a que te quedes corto. Se puede decir que los más completos son los que tienen tracción 4X4. Esos modelos no solo limpian de manera automática las paredes, también limpian la línea de agua. Esto es posible porque cuentan con diferentes filtros que permiten filtrar el agua. Dicho esto, pasamos a ver cómo funcionan.

Lo primero que hay que hacer es conectarlo a la red. Es importante leer muy bien las instrucciones del fabricante para hacerlo correctamente. No todos los modelos son iguales, de aquí que las instrucciones sean realmente importantes.

Si las instrucciones de funcionamiento no nos indican lo contrario, lo primero que tenemos que hacer es introducir el limpiafondos eléctrico en la piscina. Hazlo con cuidado para que la máquina te dure el máximo tiempo posible. Normalmente cuentan con un asa que hacen que este paso se pueda hacer con más cuidado, es decir, son manejables.

Ahora tendrás que programar la máquina para que haga el trabajo de limpieza que te interesa. Puedes poner que te limpie las paredes, el suelo, las escaleras, todo… vamos que solo lo tienes que programar para que el robot de limpieza haga su trabajo. Dependiendo de la velocidad y del tamaño de la piscina, la labor puede tardar más o menos tiempo. Déjalo que haga su trabajo.

Cuando el limpiafondos eléctrico ha finalizado el trabajo es el momento de sacarlo. De nuevo hay que hacer ese trabajo con cuidado para evitar dañar la máquina con algún golpe. Ahora es el momento de sacar el depósito y vaciarlo para dejarlo limpio para futuras limpiezas. La limpieza del depósito se recomienda hacer con una manguera. Una vez que está limpio, se deja secar y se mete en la máquina. Así la tenemos lista para el siguiente uso.

Hay que tener en cuenta que los modelos más modernos son los que usan la tecnología ciclónica. La ventaja de este tipo de limpiafondos es que la aspiración ciclónica impide que la suciedad se quede en las paredes del depósito. Esto evita que el limpiafondo se pueda obstruir y en consecuencia la calidad de la limpieza no sea la adecuada.

Como puedes ver, limpiar una piscina con la ayuda de un buen limpiafondos eléctrico es muy fácil. Lo importante es leer bien las instrucciones para poderle sacar el máximo partido a la máquina. Te puedo asegurar que una vez que lo hayas usado un par de veces, todo será mucho más sencillo. Es una máquina realmente sencilla de usar, de aquí que las experiencias siempre sean muy positivas. Lo importante es adquirir un modelo de calidad y cuidarlo. Según el trato que le demos, así nos durará.

Finalmente no olvides tener otros accesorios de limpieza y de mantenimiento del agua para que la piscina siempre esté en perfectas condiciones. Por ejemplo, el recogejojas te vendrá muy bien para retirar las hojas e insectos de la superficie del agua antes de que se hundan y contaminen el agua. Una limpieza manual todos los días es más que recomendable para disfrutar de una piscina en perfectas condiciones.

Apoya al periódico de tu barrio y asóciate a Somos Chueca

Somos Chueca es un proyecto de periodismo local independiente asociado a eldiario.es, en el que puedes informarte de las noticias que te tocan más de cerca. Solo nos financiamos con la publicidad y el apoyo de nuestros lectores más comprometidos. Si tú también quieres ayudarnos hazte socio o socia de eldiario.es y destina una parte de tu cuota a Madrid - Somos.

Nuestro trabajo necesita de tu apoyo, y cuesta dinero. Te necesitamos para seguir. Hazte socio. Hazte socia.