Las otras vidas de la plaza de Pedro Zerolo, en imágenes

"¡Qué verde era mi plaza!", se podría decir de este lugar que tras la construcción en 1969 del aparcamiento municipal que hay en el subsuelo nunca volvió a lucir igual

Varias son las reformas urbanísticas a las que se ha sometido la actual plaza de Pedro Zerolo y débil la memoria que nos habla de los diferentes aspectos que tuvo en el pasado. Por fortuna, podemos echar mano de algunas fotografías antiguas para volver a su ayer.

Plaza Vázquez de Mella en los años 70 | Imagen: SANTOS YUBERO – Archivo Fotográfico de la Comunidad de Madrid

La construcción en 1969 del aparcamiento para coches que hay en el centro de la plaza cambió para siempre el lugar, cuya superficie jamás volvería a ser tan verde como lo fue antaño. En esta imagen del fotógrafo Santos Yubero vemos ya el parking en funcionamiento y, pese a no tener fecha exacta, reflejaría el estado de la plaza en los años 70 del pasado siglo. Además de los antiguos modelos de coches y la parada de taxis, de esta fotografía lo que más sorprende es observar que en la azotea del aparcamiento hay habilitada una zona infantil de juegos (ver con detalle).

Imagen sin fechar, en la que se distingue con claridad la zona verde con árboles de porte alto de la plaza Vázquez de Mella | Imagen: SANTOS YUBERO – Archivo fotográfico de la Comunidad de Madrid

La plaza de Pedro Zerolo (2016) ha tenido varios nombres oficiales desde que tras el derribo del convento de Capuchinos (1837) se creó este espacio abierto en el colmatado barrio de Justicia: de plaza de Bilbao (1840-1931) a plaza de Ruiz Zorrilla (1931 – 1939), para volver a llamarse de Bilbao (1940 – 1944) antes de convertirse en Vázquez de Mella (1944 – 2016) y llegar a la actualidad.

La plaza, verde y en una imagen sin datar, como sitio de encuentro y donde sentarse tranquilamente a leer el periódico bajo la sombra de un árbol

Por el camino fue también conocida popularmente como «plaza del Gua» porque durante la Guerra Civil muchos de los obuses lanzados por los sublevados desde el cerro Garabitas de la Casa de Campo, que iban dirigidos contra el edificio de la Telefónica, erraban en su objetivo e iban a caer justo en este lugar, provocando destrozos y boquetes en el suelo que a alguien debieron recordarles a los agujeros que excavan los niños en el juego de las canicas: guas.

Fotografía de la plaza en febrero de 1928, cuando era conocida como plaza de Bilbao. Al fondo, el edificio de Telefónica en construcción, cuya inauguración fue en marzo de 1929 | Imagen: @madridantiguo

Apoya al periódico de tu barrio y asóciate a Somos Chueca

Somos Chueca es un proyecto de periodismo local independiente asociado a eldiario.es, en el que puedes informarte de las noticias que te tocan más de cerca. Solo nos financiamos con la publicidad y el apoyo de nuestros lectores más comprometidos. Si tú también quieres ayudarnos hazte socio o socia de eldiario.es y destina una parte de tu cuota a Madrid - Somos.

Nuestro trabajo necesita de tu apoyo, y cuesta dinero. Te necesitamos para seguir. Hazte socio. Hazte socia.