La FRAVM solicita al ayuntamiento espacios, alimentos y apoyo para las redes vecinales que dan de comer a los necesitados en tiempos de Covid-19

Las redes vecinales de solidaridad y apoyo que se han creado en distintos barrios de la ciudad se han convertido en puntos eficaces y resolutivos de situaciones extremas en estos días de estado de alarma

En una carta que ha remitido al alcalde, la vicealcaldesa y al delegado de Familias, Igualdad y Bienestar Social del Ayuntamiento de Madrid, la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM) solicita una serie de medidas para hacer frente a la actual emergencia sanitaria y económica. Entre ellas, la apertura de instalaciones municipales para comedores sociales y bancos de alimentos, la tramitación urgente de ayudas para familias en situación de pobreza sobrevenida y la ampliación de la red de distribución de comida a mayores a otros sectores de la población como niños y niñas con beca de comedor.

Con los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Madrid desbordados ante el incremento de demandas de necesidades de la población provocado por la actual crisis sanitaria que está teniendo una grave derivada económica y social, las redes vecinales de solidaridad y apoyo que se han creado en distintos barrios de la ciudad y que están presentes en cada uno de los 21 distritos de Madrid, se han convertido en puntos eficaces y resolutivos de situaciones siendo, además, en muchos casos, las primeras en responder ante necesidades inmediatas.

Sin embargo, el trabajo asistencial que están realizando estas redes de voluntarios no se corresponde con los medios de los que disponen para llevarlo a cabo y entre sus necesidades más urgentes se encuentra la de poder disponer de espacios en los que desarrollar su labor. Con el objetivo de paliar, al menos, esa carencia, la FRAVM ha solicitado al alcalde Martínez-Almeida la apertura de instalaciones públicas, hoy cerradas, para ponerlas al servicio de la atención de necesidades básicas de la ciudadanía.

“Hablamos, por ejemplo, de la infraestructura de cocina-comedor de los colegios (o de algunos colegios) para preparar comidas para la población que no puede comprar por carecer de ingresos”, algo que, salvando las distancias, podría hacerse siguiendo el ejemplo de la Escuela de Hostelería de Santa Eugenia, que desde hace unos días produce 10.000 menús al día para familias vulnerables. ¿Os imagináis una de estas cocinas en cada distrito?», aclara la FRAVM,

“Para la preparación y el reparto habría que contar con las empresas que actualmente tienen las juntas para la distribución de comida a domicilio, con otros recursos como bomberos o, si no es posible, con las redes de apoyo. Si tampoco fuera posible, se podría establecer un punto y horario de recogida al que acudan personas que no se encuentren en situación de riesgo”, sugiere la federación, que insiste en que se debe garantizar que toda la población pueda acceder a un mínimo de tres comidas al día.

La FRAVM pone de ejemplo lo que hace unos días hicieron las asociaciones vecinales de Vallecas con la Escuela de Hostelería de Santa Eugenia y la petición a la junta de Moncloa de AV Manzanares Casa de Campo para la apertura del IES Escuela Superior de Hostelería de Madrid con el fin de poner en marcha “los puestos de cocina disponibles y se organice la distribución diaria de menús” gratuitos a personas en situación de vulnerabilidad de la zona, algo apoyado por las asociaciones vecinales de Latina y Moncloa.

La FRAVM sugiere también “ampliar la red de distribución de comida de mayores a domicilio a nuevos casos que se puedan presentar e incluir a niños y niñas con beca de comedor y registrados en Servicios Sociales” y

En Malasaña, asociaciones, plataformas y voluntarios individuales andan también detrás de conseguir tanto un local para almacenar y repartir alimentos sin cocinar entre los más necesitados como para encontrar un sitio donde se pueda también cocinar con el objetivo de descargar de trabajo y de personas el comedor social  surgido en el número 28 de la calle Espíritu Santo gracias al impulso de un particular en torno a quien se ha formado una red de apoyo compuesta por cerca de 200 personas. La respuesta a esta necesidad bien podría llegar de una administración desbordada a la hora de alimentar a tanta persona hambrienta.

La Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid ve esencial que el Ayuntamiento facilite y apoye los bancos de alimentos que hay en marcha cediendo espacios para el almacenamiento de productos y suministrando comida, así como la labor de las personas voluntarias de las redes solidarias que a diario llevan comida a hogares en riesgo, con la entrega de “un salvoconducto o algo para evitar que sean multados/as”.

Otras de las propuestas remitidas al Consistorio desde las asociaciones de vecinos son la creación de un único número de teléfono para la atención de demandas de Servicios Sociales, la unificación de los criterios de actuación de todas las juntas municipales y la puesta en marcha de un sistema de coordinación liderado por estas en el que participen asociaciones, redes de apoyo, colegios, centros de salud, empresas y otras entidades y agentes del distrito.

Además, con el fin de que “no se olvide a nadie” la federación vecinal propone que Servicios Sociales incorpore a las “personas en situación de vulnerabilidad sobrevenida como receptoras de las ayudas sin hacer evaluación. No hay tiempo para cumplimentar este procedimiento. Las entidades, colegios, centros de salud, redes de ayuda… manejan a este respecto listas de personas necesitadas que no están siendo atendidas por los Servicios Sociales. Si es imprescindible hacer evaluaciones, se pueden abordar a posteriori, después de que finalice la declaración del estado de alarma, tal y como está previsto en los artículos 5 y 6 del Real Decreto-ley 11/2020, de 31 de marzo, para la solicitud de moratoria o ayudas en el pago de la renta de alquiler”, indica la organización vecinal.

 

Apoya al periódico de tu barrio y asóciate a Somos Chueca

Somos Chueca es un proyecto de periodismo local independiente asociado a eldiario.es, en el que puedes informarte de las noticias que te tocan más de cerca. Solo nos financiamos con la publicidad y el apoyo de nuestros lectores más comprometidos. Si tú también quieres ayudarnos hazte socio o socia de eldiario.es y destina una parte de tu cuota a Madrid - Somos.

Nuestro trabajo necesita de tu apoyo, y cuesta dinero. Te necesitamos para seguir. Hazte socio. Hazte socia.