La DGT quiere retirar definitivamente las bicicletas y patinetes eléctricos de las aceras

La nueva normativa de la Dirección General de Tráfico prohibirá su circulación y aparcamiento en las vías peatonales

Patinetes eléctricos en la Gran Vía | SOMOS CHUECA
Patinetes eléctricos en la Gran Vía | SOMOS CHUECA

Es evidente que uno de los problemas cotidianos que hoy ocupan el foco de todas las miradas es el uso inapropiado de bicicletas y, sobre todo, de patinetes eléctricos en la ciudad de Madrid. Muchas han sido ya las quejas que se han interpuesto para regular una circulación adecuada en las calles madrileñas y parece que la nueva normativa de la Dirección General de Tráfico está dispuesta a cambiar esta situación de caos que cada día está siendo más inminente.

Durante la presentación de la campaña «Por aquí no puedo, por aquí no paso”, impulsada por la Asociación de Personas con Lesión Medular y otras Discapacidades Físicas (ASPAYM), el director general de Tráfico Pere Navarro ha adelantado que los patinetes y bicicletas tendrán prohibido, no solo la circulación, sino también el estacionamiento en las aceras. «Las aceras son para los peatones, para los que van en sillas de ruedas y para los padres que llevan sillitas y el objetivo al final es que no van a circular por ellas”, ha asegurado rotundamente.

Navarro ha explicado que se deberán suprimir plazas de aparcamiento para automóviles para que se coloquen los patinetes, las bicicletas y las motocicletas. De esta manera se evitaría el estacionamiento de las mismas en la acera, como es la situación actual y que ha provocado grandes accidentes durante el último año.

El flujo de este nuevo transporte urbano cada vez es mayor. En Madrid existen 18 empresas autorizadas para tener patinetes de alquiler y en la ciudad están registrados alrededor de unos 8.000 vehículos de este tipo. Hace unos meses el Defensor del Pueblo ya avisaba de los problemas de accesibilidad y seguridad de esta nueva forma de moverse por el centro y del riesgo que suponía para los viandantes. De los 273 accidentes de patinete ocurridos en España, 39 se registraron en Madrid capital.

Hasta el momento la circulación de los patinetes estaba limitada a 30 km/h y siempre debería tener lugar en las calles que tuvieran esa velocidad implementada, aproximadamente el 80% de las vías de Madrid (además del carril bici). Sin embargo, esta nueva normativa reduce esta cifra y no permite que los patinetes eléctricos alcancen más de 25 km/h.

Según fuentes de la DGT, esta normativa buscaría además de todos estos cambios, buscaría, a petición de los ayuntamientos de las grandes ciudades, establecer una regulación mínima que fuera desarrollada por los consistorios en función de sus propios contextos urbanos.