La L2 seguirá cerrada entre Retiro y Sol por problemas en las obras de Canalejas

La construcción de la rampa del futuro aparcamiento de Canalejas habría afectado al túnel del suburbano, obligando a cortar el tramo Retiro-Sol de la línea 2 del Metro por seguridad

Cartel anunciando el corte del tramo Retiro-Sol de la L2 | SOMOS CHUECA
Cartel anunciando el corte del tramo Retiro-Sol de la L2 | SOMOS CHUECA

Lo que en principio parecía solo un corte durante el fin de semana se presenta como una incidencia a largo plazo. Si el viernes 25 de enero Metro de Madrid anunciaba que el tramo de la Línea 2 entre Retiro y Sol no prestaría servicio viernes, sábado y domingo, hoy el consejero delegado de Metro de Madrid, Borja Carabante, confirma que durará al menos varias semanas.

Según explica el propio Carabante, la incidencia se sitúa en las proximidades de la estación de Sevilla, actualmente cerrada por obras, donde la constructora OHL está llevando a cabo los trabajos del complejo de Canalejas.

Durante las obras de construcción de la rampa del futuro aparcamiento los sensores habrían detectado la afección de la pared del túnel que une las estaciones de Sol y Retiro, que Metro decidió cerrar el viernes para garantizar la seguridad de maquinistas y pasajeros del suburbano.

En el día de hoy técnicos de Metro de Madrid y de OHL mantendrán una reunión “para buscar una solución definitiva a esta parte del túnel, que hemos cerrado por precaución”, precisa Carabante.

Refuerzo en las líneas de la EMT y un autobús gratuito

Para garantizar la movilidad de la ciudadanía durante el cierre, que se prevé dure al menos aún un par de semanas, se han reforzado las líneas de autobús de la EMT que circulan por ese tramo.

A partir de mañana 29 de enero y mientras dure el corte de la L2 del Metro, se va a poner en servicio una línea gratuita de autobús que cubrirá el trayecto Retiro-Sol.

Otros «sustos» del Complejo Canalejas

No es la primera vez que las polémicas obras del Complejo Canalejas sufren imprevistos. En mayo del año pasado la rotura de una tubería en esas mismas obras del aparcamiento obligaba a cortar parcialmente las calles Alcalá y Gran Vía por una fuga de gas.

En septiembre varias salas de la cercana Real Academia de Bellas Artes de San Fernando tenían que cerrarse por las vibraciones causadas por maquinaria pesada en la calle Alcalá, que ocasionaron desperfectos en varias obras maestras del museo.

La asociación Madrid Ciudadanía y Patrimonio (MCyP) denunciaba la aparición de grietas en el Hércules Farnese, una copia en yeso traída de Italia por Velázquez, que fue el autor del encargo.