El bautizo eurovisivo de Anmargo tendrá que esperar

La aventura eurovisiva de nuestra vecina Anmargo, con la que soñaba desde niña, se vio interrumpida a última hora por problemas técnicos con la iluminación que hacían que el vestido no diera en cámara de la manera que estaba previsto. Por ello, a un día antes de la gala, Ruth Lorenzo comunicó a la firma española que finalmente no vestiría su polémico diseño y que buscaría una solución alternativa.