El auge en Chueca de la crioterapia como tratamiento de belleza

Invertir en tecnología puede dar pie a que un centro de belleza pase a tener una cifra de clientes mucho mayor.

Es innegable que los habitantes de Chueca se preocupan por su belleza. Así lo demuestran las importantes inversiones que efectúan en todo tipo de productos, sobre todo aquellos que pertenecen a la categoría de dermo-cosmética. Aunque no es suficiente con aplicárselos regularmente. Y es que también conviene llevar a cabo tratamientos más avanzados con tal de optimizar los resultados.

Uno de ellos lleva tiempo adquiriendo una gran popularidad en toda Chueca. Concretamente nos referimos a la crioterapia, siendo cada vez más numerosos los madrileños de dicho barrio que deciden apostar de lleno por esta técnica tan novedosa. ¿Qué motivos les llevan a hacerlo?

Múltiples beneficios

Invertir en tecnología puede dar pie a que un centro de belleza pase a tener una cifra de clientes mucho mayor. Precisamente es lo que les está sucediendo a aquellos negocios madrileños que deciden instalar una cabina de crioterapia en sus locales.

El resultado no se hace esperar: el boca a boca, especialmente entre los residentes en Chueca, se traduce en solicitar una cita para beneficiarse de todos los aspectos más que positivos que giran en torno a dicha técnica.

Si bien es cierto que los usuarios también se fijan en otras ventajas relacionadas con la salud, ejemplificándolo la optimización de la circulación venosa, tienen en cuenta sobre todo los beneficios relacionados con la belleza.

En primer lugar hablaremos de uno que se produce de forma indirecta. Y es que en términos de bienestar la crioterapia favorece la liberación de estrés. Pero, ¿ello en qué afecta nivel estético? Básicamente dicha sensación de nerviosismo y agobio impide a la dermis lucir un buen estado.

Así lo demuestran las personas que sufren mucho estrés y, en consecuencia, padecen desde rosácea hasta agravamientos de trastornos crónicos como la dermatitis seborreica. Por este motivo resulta esencial reducir la citada sensación a niveles mínimos, ya que en caso contrario la mejoría será difícil de apreciar.

Afortunadamente la crioterapia lo consigue, aunque la lista de ventajas a nivel estético va mucho más allá. Antes de proseguir con el resto, aprovechando el hecho de haber citado la dermatitis merece una mención especial otro efecto muy a tener en cuenta por quienes padecen afecciones dérmicas con eczemas, quemazón y demás: los picores y las molestias en general disminuyen gracias al poder del frío.

Llega el momento de sacar a colación otros beneficios que afectan al individuo de manera directa. Un claro ejemplo es el del rejuvenecimiento de la dermis, tratándose de uno de los más deseados en Chueca.

Este efecto se produce básicamente gracias al frío aplicado sobre la piel, el cual logra reafirmarla. A raíz de este cambio se producen los clásicos comentarios entre los habitantes de Chueca que salen de una sesión de crioterapia: “Parece que haya viajado cinco años atrás en el tiempo”.

Y no es para menos, puesto que la piel pasa a lucir un aspecto mucho mejor. De hecho, también desaparecen las manchas que tan presentes acostumbran a estar en el rostro de las personas –ya sea a causa de la exposición solar o debido a otros factores–.

Lo que más sorprende a los habitantes del popular barrio madrileño es el escaso número de sesiones que se requieren para acabar con las manchas. Algunas de ellas incluso ocasionan problemas de carácter psicológico, tales como la inseguridad y la timidez de cara al público. Algo similar sucede con las verrugas.

¿Sabías que, siguiendo el ejemplo de las manchas, una verruga o varias de ellas también pueden pasar a ser historia gracias a la crioterapia? A diferencia de otros tratamientos, los resultados se producen evitando perjudicar el resto de tejidos presentes en el área afectada.

La lista de aspectos más que positivos no termina aquí. La celulitis, uno de los principales quebraderos de cabeza de los ciudadanos de Chueca que se preocupan por su belleza, se ve reducida de forma considerable tras varias sesiones de crioterapia.

Por si fuera poco, aquellos usuarios que corren un mayor riesgo de padecer acné –junto a todas las consecuencias psicológicas que acarrea– se ven tranquilizados al saber que la mencionada técnica ayuda a retrasar e incluso impedir su aparición, sobre todo si se complementa la crioterapia con una buena higienización e hidratación a diario.

Precisamente dicha combinación también otorga un resultado de gran trascendencia en términos de belleza: la dermis más superficial presenta una textura mucho más suave que antaño. Para este efecto ni siquiera se precisan varias sesiones, puesto que tras la primera de ellas se hace muy evidente.

Todos estos efectos extremadamente positivos se están traduciendo en un auge sin precedentes de la crioterapia en Chueca. Así lo demuestran los locales que paulatinamente van haciendo el esfuerzo económico necesario para implementar las correspondientes máquinas. La amortización de la inversión se produce en poco tiempo, puesto que el número de clientes aumenta de manera considerable.

Apoya al periódico de tu barrio y asóciate a Somos Chueca

Somos Chueca es un proyecto de periodismo local independiente asociado a eldiario.es, en el que puedes informarte de las noticias que te tocan más de cerca. Solo nos financiamos con la publicidad y el apoyo de nuestros lectores más comprometidos. Si tú también quieres ayudarnos hazte socio o socia de eldiario.es y destina una parte de tu cuota a Madrid - Somos.

Nuestro trabajo necesita de tu apoyo, y cuesta dinero. Te necesitamos para seguir. Hazte socio. Hazte socia.