Así es la nueva plazuela de la Memoria Trans | Somos Chueca - Salesas

Así es la nueva plazuela de la Memoria Trans

Una zona de juegos infantil más grande, bancos, árboles, aparacabicis y una fuente para beber son sus principales novedades

Vista de la plazuela de la Memoria Trans | SOMOS CHUECA
Vista de la plazuela de la Memoria Trans | SOMOS CHUECA

Las obras de la plazuela de la Memoria Trans han devuelto a la zona central de este espacio público de Chueca un suelo terroso muy alejado del embaldosado duro instalado en las anteriores obras de remodelación y un nuevo mobiliario que permitirá al vecindario poder disfrutar más de este rincón del barrio.

No es el único cambio significativo de esta plaza, situada entre las calles San Gregorio y San Lucas. Durante las obras de renaturalización también se ha ampliado el espacio reservado a los juegos infantiles, que cuentan ahora con columpios inclusivos instalados sobre arena en lugar de caucho.

Niña jugando en la nueva zona infantil de la plazuela de la Memoria Trans | SOMOS CHUECA

Niña jugando en la nueva zona infantil de la plazuela de la Memoria Trans | SOMOS CHUECA

Tal y como contemplaba el proyecto del anterior equipo de gobierno, la nueva zona de juegos infantiles tiene tres columpios (dos juegos infantiles de muelle y un columpio tipo cesta), una valla que delimita el área infantil y un banco para que los adultos puedan supervisar sentados el juego de los más pequeños.

Bancos, más árboles y aparcabicis

También se han instalado bancos por el resto del perímetro de la plaza, que cumplen una doble función: por una parte, facilitar que residentes y visitantes se puedan sentar en la plaza y, por otra, actuar como barrera para impedir que los vehículos invadan la plaza.

Bancos y aparcabicis instalados en la plazuela de la Memoria Trans | SOMOS CHUECA

Bancos y aparcabicis instalados en la plazuela de la Memoria Trans | SOMOS CHUECA

Con la misma finalidad que los bancos se han plantado árboles de alineación (solo dos de los tres inicialmente previstos) y aparcabicis (solo dos de los cuatro previstos en el proyecto que salió a concurso público), que actúan de barrera entre el tráfico y los peatones.

Uno de los principales objetivos de este cambio es disuadir a los conductores de motocicletas y ciclomotores de aparcar de manera irregular fuera de los espacios habilitados para ello y que los camiones de reparto no invadan la plazuela para realizar trabajos de carga y descarga.

Una fuente de agua para beber

Tal y como adelantó Somos Chueca en el mes de junio, la plazuela de la Memoria Trans cuenta tras las obras con una nueva fuente de agua potable, que se suma a las instaladas en la calle Augusto Figueroa, el Paseo de Recoletos y la Plaza de Cibeles.

El lugar elegido para el surtidor municipal de agua potable de esta plaza es la entrada desde la calle San Lucas, junto a la valla metálica que salva el desnivel entre la plazuela de la Memoria Trans y la calle San Lucas.

Más información:

Plazuela de la Memoria Trans: más noticias en Somos Chueca