Almeida mantiene el cambio de multas por trabajos de limpieza ideado por Carmena | Somos Chueca - Salesas

Almeida mantiene el cambio de multas por trabajos de limpieza ideado por Carmena

El contrato, al que se destinarán 668.823,63 euros (incluido el IVA), estará gestionado por Ferrovial, la única empresa postora

Basura en la Plaza del Rey | SOMOS CHUECA
Imagen de archivo de basura en la Plaza del Rey | SOMOS CHUECA

Las personas que sean multadas por hacer sus necesidades fisiológicas en la vía pública, no recoger los excrementos de sus mascotas, tirar basura en la calle, pintar graffiti o cualquier otra infracción de la Ordenanza de Limpieza de los Espacios Públicos y de Gestión de Residuos podrán continuar conmutando las sanciones económicas por trabajos de limpieza en las calles de la ciudad.

Siguiendo el camino iniciado por Carmena, la nueva corporación municipal adjudicaba este verano el contrato para gestionar este programa de prestación ambiental sustitutoria que lleva a cabo medidas educativas y trabajos de limpieza alternativos al pago de multas.

El programa, que tendrá duración inicial de dos años con la posibilidad de prorrogarlo hasta dos años más, estará en manos de Ferrovial Servicios, S.A., la única empresa interesada en pujar este contrato, por el que recibirá 668.823,63 euros (impuestos incluidos).

¿Quiénes pueden sustituir las multas por trabajos?

Se podrán acoger a esta acción municipal tanto personas adultas como menores de edad, siempre y cuando no sean reincidentes. Quienes hayan solicitado ya el intercambio de la sanción económica por trabajos comunitarios y vuelvan a ser multados quedarán fuera de poder participar en este programa.

Según los pliegos, las personas que decidan cambiar la sanción económica por trabajos de limpieza deberán tener una forma física que les permita manejar el carro de la limpieza, barrer manualmente con cepillos y escobijos, usar la pala o el recogedor y el rastrillo palmera, vaciar y limpiar las papeleras y retirar las pegatinas y carteles del mobiliario urbano.

¿Cómo funciona el programa?

Una de las claves de este programa es la presencia de educadores/ as o tutores/as con titulación de Diplomatura o Grado en Educación Social o equivalente, que se encargan de acompañar, educar y tutelar a los infractores e inculcarles valores como la responsabilidad social y de llevar a cabo actividades «preventivas de posibles conductas disociales».

Para coordinarles hay un Jefe/a de Proyecto que, además de ejercer labores de educador/a o tutor/a, también se encarga de supervisarles, de «velar por la correcta realización de las medidas en su conjunto» y de ejercer de interlocutor con el Ayuntamiento de Madrid.

Una vez que el Ayuntamiento de Madrid notifica al infractor/a la posibilidad de sustituir el pago de la multa por trabajos sociales, esa persona dispone de quince días hábiles para solicitar la permuta.

Una vez recibida esa solicitud, el equipo municipal envía la información a la empresa adjudicataria para que contacte con la persona infractora y concierte una cita en un plazo máximo de cinco días.

En el caso de menores de edad, serán los padres, madres o tutores/as quienes acudan junto al mejor a la cita para conocer los detalles del programa y firmar el consentimiento para la realización de las actividades de limpieza de la vía pública.

Cada educador/a le dará a cada participante una charla de sensibilización medioambiental y cívica y fijará los días en los que se realizarán las tareas de limpieza y especificará los trabajos que se realizarán en la vía pública.

Los días acordados las personas infractoras acudirán al local de la adjudicataria para recibir el equipo que necesitarán para realizar las tareas que se les han asignado y, una vez concluida la jornada, entregarán todo ese material y firmarán un parte de asistencia.

En cuanto a la manera en la que trabajan estas particulares patrullas de limpieza, los infractores se dividen en grupos de un máximo de seis personas por tutor/a y deben realizar un mínimo de cinco horas de trabajos comunitarios, que pueden desarrollarse en turnos de mañana y tarde, de lunes a domingo, incluidos los festivos.

Quienes superan satisfactoriamente cada una de las jornadas de trabajo reciben «una resolución de realización efectiva de la prestación ambiental sustitutoria» con la que se dará por satisfecha la multa y se archiva el expediente sancionador.

En el caso de retrasos y ausencia injustificadas, la negativa a realizar las tareas asignadas o cualquier otro incumplimiento de las normas, se emite un informe negativo y se envía el documento para el pago de la sanción económica por incumplimiento de la medida alternativa solicitada.