El 8 de marzo nosotras también paramos | Somos Chueca - Salesas

El 8 de marzo nosotras también paramos

Nos sumamos a la protesta feminista que exige la erradicación en España de las desigualdades sociales entre hombres y mujeres

Cartel Huelga Feminista 8M 2019

Somos Chueca, como sus publicaciones hermanas Somos Malasaña y Somos Chamberí, se une a la huelga feminista del 8 de marzo. Como el pasado año, durante todo este día no habrá nuevas informaciones en nuestra web y no actualizaremos ninguna de nuestras redes sociales.

Nuestras redacciones paran porque apoyamos una movilización en la que se denuncian las desigualdades aún existentes entre mujeres y hombres y que podrían perpetuarse si las formaciones políticas, las entidades sociales y las ciudadanas y ciudadanos no se unen para eliminarlas.

Además de por convencimiento, paramos por necesidad. En los equipos humanos de la red de periódicos hiperlocales Somos trabajamos tanto mujeres como hombres, de tal manera que sin el trabajo de las redactoras no sería posible publicar cada día nuevas noticias.

Tampoco podemos olvidarnos de nuestras lectoras. Porque aunque nuestras informaciones las leen personas de ambos géneros, en ese mapa de lectores predominan las mujeres (54,45 %). Por ellas también secundamos este paro de 24 horas y esta protesta feminista que en Chueca tiene una significación especial.

En el barrio se instaló el Lyceum Club femenino, que es considerada como la primera asociación feminista de España, local que frecuentaban importantes figuras del feminismo y donde surgió un debate en torno al sufragio femenino que Clara Campoamor llevó a las Cortes y que fue aprobado con 161 votos a favor por 121 en contra del voto femenino.

En Chueca también vivió Ernestina de Champourcín, otra de las “liceómanas” que visitaban la Casa de las Siete Chimeneas para participar en las actividades del Lyceum Club. Una de las silenciadas mujeres de la Generación del 27 que luchó por la igualdad de derechos entre hombres y mujeres, como otras muchas mujeres anónimas que también batallaron contra el machismo desde los muchos sindicatos que se instalaron en el barrio en años posteriores.

Más próximas en el tiempo, ese grupo de mujeres como Mili Hernández, Empar Pineda o Boti que además de ayudar a levantar el barrio en los años 80 visibilizaron otra realidad del mundo femenino silenciada hasta ese momento: la de las lesbianas, mujeres bisexuales y trans, que aún hoy reclaman medidas LTB.

Además, animamos a mujeres y hombres a participar en los actos organizados durante esta jornada, e informamos de la existencia de puntos de cuidados repartidos por toda la ciudad en los que las mujeres que deseen hacer huelga podrán llevar a las personas que tienen a su cargo.